Brasil, México, Chile, Argentina y Colombia lideran energía solar en América Latina

A medida que nos adentramos a la recta final  del 2018 algunos países desde ya ocupan la delantera en materia de aprovechamiento de sus recursos renovables para producción de energía. La solar es la de mayor crecimiento en gran parte de América Latina, gracias a una mezcla de precios favorables, recursos privilegiados y buenas políticas de gobierno acompañadas de reformas energéticas.

 

En América Latina se han implementado reformas energéticas durante los últimos cinco años que han dado lugar a un desarrollo exponencial de las energías renovables sostenibles principalmente solar, que pasó a ser la tecnología renovable más barata y accesible a nivel mundial.

 

Chile, por ejemplo, en 2012 sólo tenía 5MW de energía solar. Hoy día tiene más de 362MW y 873 MW en construcción y planeación.

Chile lidera la revolución solar de Latinoamérica con millonarias inversiones y un marco jurídico sólido para empresas nacionales y extranjeras. Green Tech Media (GMT), señala que América Latina fue la región que mostró un mayor crecimiento de energía solar en 2014, generando 625 MW, lo que equivale a un crecimiento de 370 por ciento en relación al año anterior.

 

Dentro los países que componen el continente, Chile es el que lidera la incorporación de este tipo de energía. Según la web Energía Limpia XXI, el informe señala que “con su fuerte mercado de servicios a gran escala, Chile lideró la región en instalaciones fotovoltaicas en 2014, lo que representa más de las tres cuartas partes del total de América Latina”. Además agrega que solo “en el cuarto trimestre Chile instaló el doble de la cantidad del total anual de América Latina en el año 2013”.

 

Lo más relevante, según el estudio, es que Chile comenzó el 2013 con sólo 11 megavatios de capacidad solar instalada. La rapidez con la que ha avanzado el país lo ha posicionado cómo líder de la región, por sobre México y Brasil, en cuanto a crecimiento.

Datos de Energía Limpia XXI indica que Chile ha invertido más de USD 7.000 millones en el desarrollo de proyectos renovables durante los últimos siete años que incluyen también biomasa, hidroeléctrica, eólica.

 

El Gobierno de la Ex Presidenta Michelle Bachelet aprobó más de 80 proyectos solares y eólicos desde que asumió su mandato.

 

La energía renovable es ahora más barata que la electricidad que se vende en el mercado spot de Chile y, en momentos en que se estima que aumentará la demanda global de Cobre, también lo hará la demanda de energía en las minas del Desierto de Atacama. Las centrales solares operativas y las que pronto entrarán al sistema sobrepasarán 1.400 MW en un futuro muy cercano.

 

En el año 2013, la inversión en energías renovables en los 26 países de América Latina y el Caribe ascendió a 14.000 millones de dólares, de los que el 94 por ciento (13.000 millones) correspondieron a Brasil, Chile, Uruguay, México y Perú, Según datos del Climascopio 2014.

 

México, por su parte, inauguró una planta de 2.3 millones de paneles solares haciendo historia en 2018.

 

Con 3 subastas eléctricas concluidas, en los próximos tres años se construirán 65 nuevas centrales, 40 solares y 25 eólicas, con una inversión estimada de 8,600 millones de dólares. Los precios obtenidos recientemente se encuentran entre los más bajos en el mundo, con ofertas que alcanzaron en el último concurso, los 17.7 dólares por megawatt hora para la eólica y 19.7 dólares para la solar fotovoltaica.

 

Fuente: https://energialimpiaparatodos.com/2018/09/26/energy-brazil-mexico-argentina-colombia-chile/

 


2018 Cámara Mexicana Chilena de Comercio e Inversión A.C.

direccion@camaramexicanachilena.com.mx