Los retos de la educación mexicana en la Pandemia
27 February, 2022

Columna de opinión de América Solidaria México

El día de hoy es sencillo concluir que la educación ha sido fragmentada por la crisis sanitaria. Indudablemente son los y las estudiantes quienes sufren las peores consecuencias de ésta contingencia. No sólo se trata de un aumento en la brecha educativa que perpetuará las desigualdades a largo plazo, sino de la desestructuración inmediata de trayectorias escolares: una pérdida de sus haceres escolares más cotidianos, un desafortunado freno en el aprendizaje y un latente abandono escolar.

La contingencia vino a profundizar varias de nuestras carencias. De acuerdo a las cifras de la Encuesta para la Medición del Impacto de la COVID-19 de INEGI, durante la pandemia cinco millones de estudiantes no regresaron a la escuela en México. A medida que nos adaptamos y las escuelas abrieron, el retorno amplió las posibilidades de presencia estudiantil y con ello, la diversidad de grupos escolares. Adaptamos formas de estar en las aulas, incorporamos protocolos y cuidados para evitar contagios.

Los esfuerzos que ha realizado el sistema educativo mexicano han sido insuficientes para neutralizar los efectos de la pandemia sobre la educación. Ante esto, acciones puntuales emergidas desde los y las docentes, así como sociedad civil, demuestran resistencia al focalizar sus metodologías desde la participación y el aprendizaje colectivo.

Accionadores Reforzando Aprendizajes por una Cultura de Paz dirigido por América Solidaria es ejemplo de ello. Desde la visión del trabajo colaborativo con y para las comunidades, el programa busca promover el protagonismo de las infancias y adolescencias, potenciando experiencias de aprendizaje significativo. Accionadores es un programa educativo que responde a los cuatro pilares de la educación definidos por UNESCO: ser, conocer, hacer y entorno, donde el autoconocimiento es el primer paso de un proceso continuo que busca que infancias y adolescencias sean capaces de reconocer sus limitaciones y potencialidades, un camino para la validación de sus emociones, intereses y habilidades.

El programa se sostiene de fundamentos conceptuales claros, siendo el protagonismo adolescente y liderazgo solidario uno de ellos. La participación es uno de los 4 pilares de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), que se entiende como el derecho fundamental que los comprende como sujetos que pueden expresarse libremente, que deben ser escuchados y que pueden influir en las decisiones que les afectan.

La participación que impulsa Accionadores reconoce, que son las infancias y adolescencias, los y las protagonistas del espacio de desarrollo del proyecto, bajo la meta de que sean éstos y éstas quienes se reconozcan como agentes de cambio con corresponsabilidad en el espacio y que cohabitan. El programa busca que esta participación se dé bajo la línea de un encuentro entre pares e intergeneracional, así el encuentro es nutrido por él y la estudiante junto a sus pares, los y las profesionales voluntarias y docentes.

La metodología de aprendizaje basada en proyectos guía a las infancias y adolescencias a reconocer su entorno, las situaciones que les atraviesan y buscar soluciones, volviendolos protagonistas del cambio. En este aspecto, la participación infantil y adolescente es clave.

Accionadores se está aplicando en instituciones de educación media superior y básica en Ecatzingo de Hidalgo, municipio del Estado de México.

Los y las jóvenes estudiantes impactadas son 461, además los y las beneficiarias indirectas de la implementación del proyecto, personas que viven o participan al interior de la comunidad: las familias de los y las adolescentes, docentes y personas de su entorno cercano con quienes comparten y transmiten lo vivenciado.

Las actividades desarrolladas en este espacio con y para los y las estudiantes impulsan la participación constante. Durante este proceso se nutre de herramientas a cada estudiante, quien las vuelve efectivas en el hacer de su proyecto. Infancias y adolescencias suman a su trayectoria escolar, experiencias que los impulsan a ser estudiantes capaces de crear nuevas ideas y oportunidades.
Por su parte los y las docentes, mediante el involucramiento y escucha activa hacia el grupo, atienden las realidades y necesidades narradas por los y las estudiantes. Ante ello el acompañamiento responsable por parte de Docentes y Voluntarios Profesionales que se genera es clave, impulsando con ello un sentido de pertenencia, confianza y participación desde la pluralidad de las infancias y adolescencias.
Finalmente, con Accionadores nos volvemos testigos de un gesto transformador en la educación, que anida la posibilidad de que cada estudiante cuente su historia escolar desde experiencias significativas para transformar su mundo.

Súmate y conoce más de Accionadores…
Escríbenos a mexico@americasolidaria.org y síguenos en nuestras redes sociales.

Fb: América Solidaria México
Linkedin: América Solidaria México
IG. @americasolidaria_mx

Redacción: Erika Jazmín Díaz Rodríguez, Voluntaria Profesional en América Solidaria México

Más Artículos

Prevenir es Impactar

Prevenir es Impactar

Cortesía de Redacción Consultora socialEl año pasado, por recomendación de una colega, conocimos a...

Suscríbete
Boletín Digital